Las consecuencias de la crisis en el panorama arquitectónico nacional han servido para provocar una reflexión acerca de los objetos inacabados o paralizados. La búsqueda de ejemplos bajo el lema ‘Unfinished’ ha permitido comenzar a descubrir fortalezas que pueden evolucionar en estrategias de diseño y de intervención urbana, muy cercanas a reforzar la responsabilidad y el compromiso social de la arquitectura.

Bienal de Venecia_BJC

Fotografía: Francesco Galli

Conocida es la magnífica labor que los estudios de arquitectura española acreditan a nivel internacional. Y, a pesar de las circunstancias adversas que vive el colectivo, en el pabellón español queda constancia, con visiones sobre aportaciones de brillante ejecución y, como consecuencia de ello, de altísimo valor práctico, del trabajo de sus extraordinarios profesionales. Dicho trabajo los ha hecho merecedores del León de Oro en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2016. Unfinishedse ha alzado con el galardón a la mejor muestra nacional.

Bienal Venecia_BJC

Fotografía: Andrea Avezzù

Bienal Venecia_BJC2

Fotografía: Francesco Galli

En boca del primer ministro italiano, Matteo Renzi, “Unfinished ha demostrado que el compromiso y la creatividad pueden superar las limitaciones materiales y el contexto”. Una apuesta, sin lugar a dudas, acertadísima, crítica y optimista, de Iñaqui Carnicero y Carlos Quintáns, que pretende mostrar un camino arquitectónico que está siendo capaz de resolver los complejos desafíos actuales. Expresión de una excelente capacidad de respuesta.
Bienal Venecia_BJC2La aportación española a la bienal, que ocupa el conocido pabellón de los Giardini, incluye 55 obras de arquitectos españoles, ejecutadas en el territorio nacional desde 2006 y clasificadas dentro de las siguientes categorías: infill (inserciones), elevations (elevaciones), consolidate (consolidar), patterns (pautas), structures (estructuras), demolitions (demoliciones), generic (espacios genéricos), adaptable (adaptable), reapropiation (reapropiación), raw material (material), cost (coste), collaborative (colaborativo) y regulations (normativa).

Los proyectos se corresponden con las estrategias que los arquitectos han aplicado como respuesta al entorno construido. Lejos de pretender ser un estilo o tendencia, la exposición confirma que estos brillantes procesos y métodos han dado lugar a nuevas arquitecturas capaces de adaptarse a las nuevas exigencias económicas, sociales, medioambientales y especialmente de transformación. A esta selección la acompañan 12 propuestas de una competición abierta que organizó el pabellón y que tenía como objetivo la búsqueda de proyectos inéditos que se ajustaran al tema “inacabado”.

Bienal Venecia_BJC

Fotografía: Francesco Galli

Junto a las propuestas arquitectónicas, siete son las series fotográficas que completan la aportación española a la bienal. “Architecture and resistance” de Nicolás Combarro, “Spanish dream” de Cadelas Verdes, “Standstill architecture” de Iñaki Bergera, “Landscapes under 30: transitional space” de Miguel Fernández Galiano, “Lanscape and construction” de Alfonso Batalla, “Re-edificatoria” de Adrià Goula y “Nación rotonda” de Miguel Álvarez, Esteban García, Guillermo Trapiello y Rafael Trapiello.

 

 

El León de Oro de la XV Bienal de Venecia fue entregado el pasado 9 de junio a Ana Pastor, Ministra de Fomento en funciones, en un acto celebrado en La sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. Hasta el próximo mes de noviembre, una proyección continua mostrará en el pabellón también las 11 entrevistas sobre “Unfinished” y la arquitectura española.

Bienal Venecia_BJC

Fotografía: Giorgio Zucchiatti