Crear diferentes ambientes con iluminación artificial en un proyecto de interiorismo

  • imagen destacada del post Cómo crear diferentes ambientes con iluminación artificial en tu casa

Cuando se hace de noche, las diferentes habitaciones de la casa se oscurecen, y mientras que en el día la luz solar es la que lo irradia todo, de noche le toca a la luz artificial dar ambiente a las estancias y asumir el papel del sol. Desde BJC Architect queremos darte pistas sobre cómo crear diferentes ambientes con iluminación artificial para provocar distintas sensaciones adaptadas a cada momento de uso de la habitación.

Luz directa / luz indirecta

Antes de ver cómo crear diferentes ambientes con iluminación artificial, tenemos que hablar de qué características tiene la luz de directa y la luz indirecta.

  • La luz directa es una luz que se considera puramente funcional, y que sirve para iluminar la estancia de forma general, para que tengamos una visión conjunta de todos los elementos que tenemos en la habitación. Este tipo de luz se da porque la fuente de luz enfoca directamente sobre los objetos. El caso más evidente sería el de un foco halógeno empotrado que alumbra directamente a un objeto o al suelo.
  • La luz indirecta es aquella que normalmente está proyectada contra alguna superficie, y por tanto rebota. Aquí entraría por ejemplo la luz que desde un foco proyectamos contra el techo, o la luz que emana una lámpara con pantalla, en cuyo interior hay una bombilla, y la luz que llega a la estancia está ya tamizada por la propia pantalla.

Crear diferentes ambientes con iluminación artificial

Ahora, describimos cómo generar esos diferentes ambientes en una misma habitación:

  1. Para comer
  2. Para ver la televisión
  3. Para leer o estudiar
  4. Para descansar
  5. Para que jueguen los niños

1 – Para comer

Si queremos destinar el salón para comer, podemos hacer dos cosas. La primera, sería colocar un punto de luz directa sobre la mesa, que ilumine directamente la comida, con una lámpara un poco más baja de lo habitual. Al sentarnos a la mesa de noche, con ese tipo de luz, provocaremos un entorno más íntimo al quedar el resto de la habitación en penumbra y la comida estará perfectamente iluminada. Este tipo de ambiente gusta mucho a los foodies y todas aquellas personas que gustan de disfrutar de la comida en compañía.

Un ejemplo de este tipo de solución nos lo ofrece la firma Artemide con su lámpara Pirce, diseñada por Giuseppe Maurizio Scautellà, como podemos ver en esta foto

Aunque para espectacular, podemos guiarnos por la sugerencia que la firma Tom Dixon nos hace de su chandelier sobre una de las mesas de su tienda en Londres:

La segunda cosa que podríamos hacer, sería colocar un punto de luz indirecta cerca de la mesa. Esto es muy adecuado cuando a la vez que comer vemos la televisión por ejemplo. Podríamos poner en una zona cercana a la mesa una lámpara de pie que ilumine el techo, con lo cual la zona cercana a la mesa estaría iluminada y además la estancia no estaría en penumbra, con lo cual la luz de la televisión tampoco sería tan perjudicial para los ojos.

Por ejemplo, podemos usar de inspiración esta fantástica composición que nos deja la firma Knoll con algunas piezas de su catálogo, donde vemos que se ha usado una lámpara de pie para dar una iluminación general a la estancia mientras se usa la mesa del comedor:

2 – Para ver la televisión

Los profesionales de la medicina desaconsejan ver la televisión de noche con las luces apagadas, ya que las diferentes escenas por ejemplo de una película, pueden provocar que las pupilas se dilaten y contraigan demasiado rápido. Para ello, lo suyo es que en el mismo sitio donde nos vayamos a sentar, tengamos una luz indirecta, tenue, que mantenga la habitación iluminada cuando las escenas de la televisión sean más oscuras. Para ello, lo mejor es tener una lámpara de mesa, al lado del sofá, que ilumine la estancia lo suficiente para que no quede en oscuridad, y que esa luz tampoco influya en la televisión.

Como comentamos, una lámpara de mesa al lado del sofá con una bombilla equivalente a 40w puede ser suficiente.

3 – Para leer o estudiar

Si queremos crear un ambiente propicio para la lectura, lo correcto es que utilicemos dos puntos de luz. Uno de luz directa, que tendremos cerca, y otro indirecta, muy sutil, que tendremos lejos.

El que nos pondremos más cerca, debe de iluminar el libro o el material que estemos leyendo. Internet está plagado de ejemplos de lámparas para lectura, que podemos situar al lado de un sillón o al lado de nuestra cama. De hecho, hay personas que en su dormitorio tienen tanto una lámpara de lectura, como otra para luz indirecta que está puesta en la mesita de noche.

La lámpara Arco, diseñada por Achille Castiglioni en los 60, es uno de los ejemplos de lámpara espectacular, icónica, que sirve como lámpara de lectura pero también como lámpara para iluminar de forma directa una mesa de centro si hace falta.

Y como no, siempre podemos poner un flexo, para que nos ilumine directamente un punto. Un ejemplo de flexo, es la lámpara Tolomeo, uno de los diseños más universales diseñado por Michele de Lucchi y Giancarlo Fassina, reeditado ahora por Artemide en un acabado amarillo oro.

Y para que no tengamos el efecto adverso de levantar la vista del libro, y que se nos dilaten las pupilas demasiado de golpe, podemos tener una luz ambiente, que puede ser una pequeña lamparita en una estantería que dé una iluminación muy suave y casi anecdótica, lo justo que para al levantar la vista, percibamos el resto de objetos de la habitación.

El ejemplo completo lo podríamos tener en esta propuesta de Tom Dixon, usando varios modelos de su catálogo, en el que combina cerca de un sillón de lectura tanto una lámpara de pie, como una lámpara de pared, como una se mesa:

4 – Para descansar

No podía faltar en esta guía sobre crear diferentes ambientes con iluminación artificial unos consejos para crear un ambiente de descanso.

Este es quizás el ambiente más fácil de crear, para ello simplemente debemos de colocar luces con iluminación indirecta en diferentes puntos de la habitación, y para ello nos podemos servir de pequeñas lámparas como los modelos de la colección Firefly de Lladrò

Por ejemplo si queremos dar ambiente de descanso en un dormitorio, poner lámparas de mesa en las mesitas de noche es suficiente. Si queremos dar ambiente de descanso en un salón, con que haya una lámpara cercana al sofá va bien. Podemos si queremos, poner una lámpara complementaria que dé un toque diferente y que sorprenda, como la Banana Lamp de Seletti:

Y como sugerencia, si tenemos un grupo de plantas en el salón, podemos poner una lámpara en forma de bola entre ellas, e iluminar así las plantas, con lo que se proyectarán las formas de las hojas de pared y techo, además de iluminar el envés de las plantas. Un ejemplo perfecto lo vemos en esta composición de Vitra donde vemos cómo se ha incluido una luz entre las plantas:

5 – Para que jueguen los niños

Si el proyecto de interiorismo que tenemos que hacer, hemos de contemplar que haya niños jugando en casa, debemos evitar que la luz sea demasiado fuerte, aunque tampoco debe ser tenue, ya que los niños deben permanecer activos mientras juegan, pero no con una luz directa como cuando están estudiando o haciendo los deberes.

Para este caso, tener una lámpara de pie o de mesa, que tenga regulador de intensidad, o que puedan encenderse más o menos bombillas según la actividad, sería perfecta.

Tenemos que tener en cuenta que los niños además, deberían tener en su habitación 3 tipos de iluminación diferente: para jugar, para estudiar, y para descansar.

Una publicación compartida de Vitra (@vitra) el

Consejos extra sobre iluminación para crear ambientes

Para terminar, al margen de lo que te hemos contado en este post sobre crear diferentes ambientes con iluminación artificial, ten en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Cuando elijas bombillas, elige siempre LED si te es posible. Las bombillas LED tienen mayor duración, y gastan aún menos que las luces de ahorro-energía clásicas.
  • Actualmente hay muchos tipos de colores de luz. Lo normal es coger bombillas que dan luz fría o luz cálida. Procura que en una misma habitación, la luz sea uniforme en cuanto a temperatura de color, evitando luces de diferentes tonalidades.
  • Cuando tengas lámparas que van a permanecer encendidas mucho tiempo, asegúrate que los mecanismos eléctricos sean de calidad, tanto los enchufes de pared, o regletas, como el cableado de las propias lámparas.  En el caso de las reformas es conveniente que un profesional electricista compruebe que la instalación está en buenas condiciones.

Trackbacks for this post

  1. […] Podéis leer el artículo completo aquí […]

Leave a Comment